artículo no publicado

Joyce y la ópera

  • Mi madre, Beatriz Lizalde, me ha contado repetidas veces que con grandes esfuerzos tuvo que aceptar llamarse Alfredo y conducirse como Alfredo a los tres o cuatro años de edad para poder jugar con su hermano dos años mayor, Eduardo, nacido el 14 de julio de 1929, hace setenta años.