artículo no publicado

Fábula de prosa y versa

  • Fue en Santiago de Chile en el año de 1938. La voz de Vicente Huidobro resonó en los oídos de un poeta muy joven que acababa de provocar a su maestro. Ese poeta se llamaba Gonzalo Rojas y tenía 21 años; Huidobro andaba por los 45 cuando se enfrentaron en una escena paradigmática.
          
         Cum subit illius tristissima noctis imago,
         quae mihi supremum tempus in urbe fuit,
         cum repeto noctem, qua tot mihi cara reliqui.
         labitur ex oculis nunc quoque gutta meis...1