Metrónomo: música clásica en junio | Letras Libres
artículo no publicado

Metrónomo: música clásica en junio

El mes de junio vio el debut de un joven violinista y la digitalización de cintas conservadas; además el lanzamiento de una colaboración entre Google y Deutsche Grammophon

En la conferencia que ofreció en el 2010 para The Nexus Institute respecto a la música, George Steiner nos recuerda que para Nietzsche era el mysterium tremendum, el “último acto de sabiduría”. También, que la música nos toca profundamente pero, es a la vez, un sentido universal, la posibilidad de que haya “más en la conciencia que en un cableado electrónico”. Casi al cierre de la ponencia, suelta una línea: "The music in a sense plays us, we are played by it". En la música, cada interpretación ofrece la oportunidad de encontrar algo que no habíamos escuchado antes, develándonos una pieza nueva en el mejor de los casos. En alguna ocasión, alguien me relató el caso de un maestro que estaba obsesionado con el Concierto para violín de Beethoven, releyendo constantemente las partituras y siempre “encontrándole algo”. Las nuevas ediciones y sus intérpretes rescatan a la música clásica de la improbable muerte a la que quizá algunos la condenan y, mientras que no creo que estas ideas apliquen sólo a un género musical, es posible afirmar que la música clásica tiene la capacidad innegable de conectarnos con lo sublime. Cada que damos play o que nos sentamos en una sala de conciertos, reanudamos nuestra búsqueda de ese pasaje que, por unos minutos, nos permita un atisbo de lo impronunciable.

Este mes, por ejemplo, hubo lanzamientos interesantes por parte de Deutsche Grammophone, Alpha Classics y Berlin Classics: desde el debut del joven Daniel Lozakovich hasta la digitalización de cintas conservadas de Friedrich Gulda, ideales para renovar la playlist. Aunque no es propiamente un lanzamiento, también vio la luz una interesante colaboración entre Deutsche Grammophon y Google con motivo de los 120 años del sello discográfico: The Shellac Project.

 

Daniel Lozakovich

Violin Concertos Nos. 1 & 2

Partita No. 2

Deustche Grammophon

Emil Cioran decía “Dios le debe todo a Bach” y es posible que sea cierto.: hay vidas completamente dedicadas al abismo que es el compositor alemán. Por ello, no es extraño que Daniel Lozakovich haya elegido ser violinista la primera vez que escuchó uno de sus conciertos para violín.

A la fecha es el artista más joven en firmar con el sello alemán. Con tan solo 17 años, el violinista sueco grabó su álbum debut dedicado a Bach. Comenzó a tocar el violín a los 7 años y ofreció su primer concierto dos años después con la Moscow Virtuosi Chamber Orchestra. Lozakovitch ya ha colaborado con Renaud Capuçon, Shlomo Mintz y el polémico conductor ruso Valery Gergiev, quien recibiera fuertes críticas de la comunidad  musical por su apoyo a Vladimir Putin. Este álbum no es su primer acercamiento con Deutsche Grammophon ya que anteriormente había grabado el Duo para dos violines de Bartók con Daniel Hope para My tribute to Yehudi Menuhin. Lozakovich también ha participado en festivales de renombre, tales como el Verbier Festival, el Festival Strings Lucerne el “Progetto Martha Argerich” del Lugano Festival y el Aix-en-Provence Festival.

El álbum contiene los conciertos No. 1 y No. 2 para violín y la Partita para violín No. 2 en la cual se encuentra la célebre Chaconne  que el mismo Yehudi Mehunin consideraba la mejor pieza escrita para el violín. Esperando convertirse en un músico verdadero, Lozakovich afirma “La música clásica es la música que es inmortal”. 

En Apple Music: https://apple.co/2l2EWdg

 

Justin Taylor

Continuum

Scarlatti / Ligeti

Alpha Classics

Después del éxito que fue La famille Forqueray, Justin Taylor lleva al clavecín trabajos de Scarlatti y Ligeti en Continuum para Alpha Classics. Compositores con al menos dos siglos de diferencia, el objetivo de Taylor es mostrar la constante exploración que ambos hacen del instrumento en sus trabajos. El álbum toma su nombre de la pieza de Ligeti Continuum de 1968, que de acuerdo con su autor, es una “paradoja”, un intento de crear continuidad con una serie de rápidos impulsos discontinuos (Ligeti se imaginaba la estructura de esta pieza como varias rebanadas muy delgadas de salami). Esta idea influye la selección y orden de las piezas en el álbum, la experiencia de escuchar las sonatas de Scarlatti, con una influencia claramente española, seguidas del Hungarian Rock, un tema que tiene aires del barroco, tomando ritmos de jazz e incluso de pop genera este sonido rico y constante.

Destaca la Sonata en Si menor K. 27 de Scarlatti, una de mis piezas favoritas, que han interpretado al piano figuras como Emil Gilels, Murray Perahia y el carismático Arturo Benedetti Michelangeli. Planes futuros con el sello Alpha Classic incluyen un álbum de cantatas francesas del Siglo XVIII con The Taylor Consort, ensamble de música de cámara que Taylor dirige.

En Apple Music: https://apple.co/2JIaekf

 

Friedrich Gulda

The Mono Tapes

Bach

Berlin Classics

Gulda fue uno de los intérpretes que osciló entre la música clásica y el jazz. Dominó Mozart, Bach y Beethoven pero también tiene en su haber álbumes como Ineffable: The Unique Jazz Piano of Friedrich Gulda, Live at Birdland! y From Vienna with Jazz!. El pianista austriaco veía en el jazz un “riesgo, un impulso rítmico” y se rehusaba a subirse “los triunfos baratos del carrito barroco”, tal es así que en 1951 se unió a una improvisación con Dizzy Gillespie y en 1956 tendría su primer debut jazzístico; sin embargo, no abandonó su lado como pianista clásico.

Excéntrico es poco para describir a Gulda: fingió su muerte en 1999 (murió realmente un año después) e hizo de su concierto más pronto una “fiesta de resurrección”, rechazó el Beethoven ring, premio distinguido de la Academia de Música de Viena y aparentemente ofreció alguna vez un concierto completamente desnudo. Estas acciones poco o nada opacan su talento: sus versiones de El clave bien temperado de Bach es considerada por los expertos como una joya, además de haber sido maestro de figuras como Martha Argerich y Claudio Abbado. Berlin Classics edita The Mono Tapes, una remasterización de una serie de grabaciones que Gulda hizo de Bach en el clavicordio. Aún más interesante es que dichas grabaciones son informales, el pianista las hacía para revisar su desempeño y por ello, se hicieron en el cuarto de un hotel, en su casa de retiro y en un pequeño recinto de conciertos. El sonido particular del clavicordio en este álbum hace que valga la pena el tiempo dedicado a explorarlo.

En Apple Music: https://apple.co/2y8DRtT

 

Deutsche Grammophon / Google

The Shellac Project

Para adentrarse al mundo de la música, uno está destinado a escuchar al menos dos o tres discos editados por Deutsche Grammophon. El sello que ha sido hogar de figuras como Herbert Von Karajan cumple 120 años y, adicional a una serie de conciertos y actividades además de una lujosa edición de aniversario próxima a salir en septiembre, ha decidido aliarse con el proyecto de Google Arts & Culture para dar a conocer un poco de lo que guarda en sus archivos históricos. The Shellac Project digitaliza  algunas de las grabaciones “madre” que se utilizaron para producir discos de 78 RPM o de fonógrafo. Entre las piezas en el sitio encontramos al barítono Titta Ruffo, al compositor Pietro Mascagani dirigiendo fragmentos de Cavalleria Rusticana y una grabación de 1934 de Louis Armstrong.

Durante los próximos meses, Deutsche Grammophon espera develar alrededor de 400 grabaciones.

The Shellac Project está disponible aquí: https://artsandculture.google.com/partner/deutsche-grammophon